miércoles, 24 de abril de 2013

Dios tiene el mundo entero en sus manos

¿Cuántos de nosotros al escuchar las noticias nos hemos preguntado: Qué está pasando en el mundo?. Sin un fundamento firme de la verdad basado en las Sagradas Escrituras, podemos ser fácilmente vencidos por el temor y la desesperación. A pesar de la conmoción en los ámbitos político y financiero, los cristianos pueden tener esa paz sabiendo que nuestro Dios es soberano sobre todas las naciones y es quien gobierna la tierra.
Aunque el futuro de una nación parece  estar en manos de sus gobernantes y legisladores, una mano omnipotente está orquestando un plan bueno y glorioso. El Señor es quien “quita reyes, y pone reyes” (Daniel 2,21). A fin de cuentas, todo líder de gobierno es puesto en el cargo, no por los votantes, ni por las campañas políticas, ni por sus facultades personales, sino por la mano de Dios.
Nada de lo que hace el Señor se realiza aislado de otros factores. Él está manejando todas las cosas conforme a su plan divino. Tendemos a pensar que un gobernante tiene que ser justo y prudente para que Dios lo use, pero la Palabra de Dios nos dice (Proverbios 21,1) que el Señor puede dirigir el corazón de cualquier líder nacional adonde Él quiera. De hecho, describe a dos reyes paganos -Nabucodonosor y Ciro- como “mi siervo” (Jeremías 25,9) y “mi pastor” (Isaías 44,28). Sin ellos saberlo, Dios guió sus pasos para que cumplieran sus designios para Israel.
Cuando las noticias amenacen con quitarle la paz o hacer que se desespere, recuerde quién tiene las naciones en su mano. Los planes de Dios para este mundo siguen adelante conforme a sus propósitos divinos, y ningún gobernante injusto podrá impedirlo. Solo siga recordando que “Dios tiene al mundo entero en sus manos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Escribe tu comentario...